Noticias

Personeros y contralores estudiantiles imaginan la paz

Personeros y contralores estudiantiles imaginan la paz

La Alcaldía de Barranquilla, por medio de las Secretarías de Educación y Gestión Social, en asocio con la Fundación para una nueva vida (FUNUVIDA), realizó el encuentro ‘Imaginando la paz’, con el objetivo de propiciar un espacio entre jóvenes personeros y contralores estudiantiles, para fortalecer sus capacidades de construir escenarios de paz y reconciliación.

"Jóvenes, ustedes son los protagonistas de la nueva historia de este país,  reescríbanla. A mi generación le tocó vivir en una época donde las noticias de violencia eran el pan de cada día, ahora ustedes tendrán la posibilidad de crecer y desarrollarse en una Colombia en paz", les dijo el secretario de Gestión Social, Gonzalo Baute, a los jóvenes, en su intervención.

Por su parte, la secretaria de Educación, Karen Abudinen, resaltó la importancia de la participación de los estudiantes en la construcción de paz: “Lo que queremos con este evento es involucrar a todos los jóvenes en el proceso de construcción de paz, invitarlos a que escriban una historia distinta, una historia más esperanzadora para nuestro país. La educación garantiza un futuro en paz y por eso hay que fortalecer estos procesos y cambiar el imaginario para empezar a caminar todos hacia una Colombia mejor”.

En la Institución Educativa Distrital El Campito, 240 estudiantes participaron en el Encuentro de Contralores y Personeros Estudiantiles, haciendo énfasis en los temas: Promoción de los derechos humanos, Prevención del reclutamiento forzado y la construcción de paz territorial, y Construcción de paz y reconciliación con perspectiva de derechos.

Para orientar la temática se realizaron conferencias enfocadas en tres ejes:

1. El papel de la juventud en el postacuerdo y la construcción de paz.

2. La reivindicación del poder político juvenil como generador de procesos y cambios en sus comunidades.

3. Un alto al reclutamiento juvenil por parte de estructuras armadas ilegales.

Este encuentro, donde participaron estudiantes de 9, 10 y 11 grado, es certificado por la Fundación para una nueva vida, y es parte del preámbulo del Encuentro Nacional de Personeros y Contralores Estudiantiles.

           
ARRIBA
ABAJO