Familia Aprende

Padres / Familia / Ser papás y pareja: el amor en medio de la multitud

Padres / Familia / Ser papás y pareja: el amor en medio de la multitud.

Creer que ser pareja y ser padres es lo mismo, o que es algo muy parecido, es -según expertos psicólogos y terapeutas- un error, y de los grandes. Es pensar que se puede nutrir el amor de pareja con la riqueza de la vida familiar, o que se pueden mantener los espacios de complicidad en medio de la multitud. Para ser papás y pareja es necesario tener claro que cada uno de esos roles necesita de un tiempo, un espacio y una dimensión distinta.

Después de pololear 4 años, Karen (29) y Cristián (32) se casaron con la convicción de que iban a mantener su relación de pareja tan viva como hasta entonces, y que por ningún motivo su matrimonio iba a convertirse en rutina.

“Mis papás se habían separado y los de Cristián también, así es que teníamos un gran desafío por delante: mantener el amor que nos teníamos y nunca separarnos. Nos costó mucho aceptar que después que nacieron Catalina y Cristóbal, la rutina del trabajo y de la casa nos había hecho mal, y que a pesar de que no peleábamos casi nunca, estábamos lejanos uno del otro. Aunque a veces nos daban ganas de salir, nunca lo hacíamos porque nos sentíamos mal de dejar a los niños con otros familiares y no dedicarnos de lleno a ellos el fin de semana. Nos decíamos ‘cuando estén más grandes vamos a poder ir al cine o a comer sin preocuparnos’, pero llegó un momento en que casi no nos quedaba tiempo para hablar, y nos dimos cuenta que nos estábamos olvidando”.

Fernando Coddou, reconocido psicólogo y autor -junto a su esposa, la psicóloga Carmen Luz Méndez- del libro “La aventura de ser pareja”, señala que muchos no entienden que la relación de pareja emerge no del vivir dentro de la familia, sino en el vivir como pareja. “El problema no es pasar de ser hombre y mujer y formar una familia. El problema es creer que uno, en un mismo espacio y en forma simultánea, puede ser familia y pareja al mismo tiempo”.

El sentido de ser papás y pareja

Construir una pareja y después formar una familia, sin perder el sentido de la relación, es uno de los desafíos más difíciles para el hombre y la mujer. Asimismo, ser pareja y ser buenos padres es otro gran reto. Según la psicóloga y terapeuta familia, Sandra Benadretti, “aunque es muy difícil encontrar un equilibrio exacto, la receta más cercana a lo perfecto es tener claro que cada cosa tiene su lugar y su momento. No se puede vivir el mundo de a dos cuando se ha tomado la opción de tener hijos y construir una familia, pero tampoco se puede olvidar que la pareja es la base de la familia, y que hay que alimentarla para que no se desmorone”.

En su libro, el psicólogo Fernando Coddou señala que la familia es una dimensión básica de la vida, cuyo motor fundamental es el amor. “Es una realidad capaz de producir inmensa felicidad y sentido de plenitud (…) El problema está cuando se confunden (…) La familia y la pareja son sistemas diferentes e independientes”.

Para los especialistas, una manera concreta de generar bienestar a los hijos en el entorno familiar, es a través de un ejemplo feliz de pareja. “Los niños que tienen papás que se aman, que están felices de estar juntos y que tienen demostraciones de cariño el uno para el otro, son felices también. Sin embargo, aquellos padres que se dedican solo a la crianza de los hijos y descuidan su relación, no le están entregando un buen modelo de pareja. Los niños necesitan papás felices, que tengan sus espacios afectivos satisfechos”, señala Sandra Benadretti.

Espacios de familia, espacios de pareja

Después de algunos meses de terapia y largas conversaciones en privado, Karen y Cristián están estrenando un nuevo sistema familiar. “Nos dimos cuenta que era necesario ordenar y organizar el tiempo. Actualmente, después que llegamos del trabajo, nos dedicamos a los niños, comemos los cuatro juntos, conversamos acerca del colegio, de las cosas que hicieron durante la tarde con la nana y como a las 8:30 se van a la cama. Una vez que se duermen, que es como a las nueve, con Cristián ya podemos conversar, ver las noticias o una película y dedicarnos un tiempo pequeño, pero todos los días, para conversar acerca de lo que nos gusta y de lo que queremos hacer”.

Como cuenta Karen, “los fines de semana también dividimos el tiempo y aunque no todos los sábado salimos a comer, si lo hacemos por lo menos una vez al mes, otro fin de semana vamos al cine o simplemente salimos a tomarnos una bebida y a caminar. Entendimos que además de ser papás, es necesario seguir pololeando. Los dos sabemos que aunque el amor que nos tenemos es incondicional, si no lo alimentamos, puede morir”.

Para construir espacios de pareja y espacios de familia, es fundamental, según Sandra Benadretti, “tener una rutina que permita tiempo para los hijos y tiempo para la pareja. Eso debe estar claro dentro de la cultura familiar, es decir, los niños tiene que saber que hay momentos para compartir todos juntos y, otros, que son para el papá y la mamá. Por ejemplo, es súper saludable que si la familia acostumbra a ir de paseo a la playa algunos fines de semana durante el año, los hijos sepan que de esas salidas, una es sólo para los papás. Si eso no es posible, puede ser que fin de semana por medio salgan toda la tarde a un parque con los hijos y el siguiente, solos en la noche. Lo importante es que cuando estén solos, los padres se desconecten y disfruten el momento. Eso les va a permitir sentirse satisfechos y felices, y así tener más ánimo y energía para dedicarle a los hijos”.

Para la psicóloga, estas rutinas de tiempos compartidos y tiempos exclusivos deben hacerse siempre, aun cuando los niños sean pequeños. “Lógicamente cuando son menores de un año es complicado, porque requieren absolutamente de la mamá, pero después es necesario ir retomando las actividades de la pareja y compatibilizándolas con la tarea de ser padres. Cuando en una pareja existe la certeza de que es necesario pasar un tiempo juntos, para satisfacer plenamente las necesidades de entrega y cariño, siempre es posible hacerse un tiempo y encontrar quién cuide de los niños. Es un error grave que los papás piensen que cuando sus hijos crezcan van a tener tiempo para salir solos y disfrutar en pareja, porque si los niños se hacen grandes y en ese tiempo los padres no han sabido construir espacios de intimidad, van a haber perdido esa complicidad tan necesaria para mantener viva las ganas de vivir en familia y ser feliz en pareja”.

Fuente: Extracto del artículo publicado en la revista PadresOk

 

 Título: 

Padres / Familia / Ser papás y pareja: el amor en medio de la multitud..

 Idioma:

Español.

 Descripción:  

PadresOk es una organización cuyo objetivo es ser un apoyo permanente para la familia en el desarrollo de sus hijos, en el crecimiento de la pareja y en la formación de un hogar, contribuyendo así poder lograr familias más íntegras y con una mejor calidad de vida. Para ello ofrecemos a través de Internet y en una revista mensual, información relevante junto a un completo asesoramiento sobre temas específicos y también habituales, en el desarrollo y formación de los hijos, en las etapas de embarazo hasta la pre-escolaridad. La información publicada en PadresOk es cuidadosamente preparada por un equipo periodístico, asesorado por un comité editorial integrado por psicólogos, psicopedagogos y educadores.

 País:

Chile.

 Aspectos Pedagógicos: 

Lugar de consulta permanente, datos prácticos y consejos se suman interesantes para los padres de hoy. 

 Estrategías:

Recurso Educativo.

Tipo de Contenido: 

Recurso Educativo.

 Peso:

n/a.

 Población Objetivo:

Padres de Familia.

 Entidad y Licencia:

PadresOk

 Nivel Educativo:

Educación en el hogar.

 Video:

    n/a.

 Nivel de Formación:

Alta.

 Enlace:

http://padresok.cl/

 Áreas de Conocimiento:

Todas.

 Logo: 

 

           
ARRIBA
ABAJO